saracarbonero

Sara Carbonero, sin palabras ante la increíble fiesta sorpresa que le preparó Iker Casillas

La periodista no ha podido ocultar su emoción al descubrir a todos sus familiares y amigos reunidos por su 35 cumpleaños

by hola.com

La cara de Sara Carbonero era todo un poema cuando al entrar en un restaurante a lo que creía una cena para dos con Iker Casillas, se encontró con sus familiares y amigos gritando “¡sorpresa!”. Con un photocall que formaba su rostro a base de pequeñas fotografías de fondo, la periodista, visiblemente emocionada, abrazó agradecida a algunas de las personas más cercanas y, como no, al compinche indispensable para organizar un cumpleaños inolvidable: su marido.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

“Todavía no tengo palabras para lo que sucedió anoche”, escribió Sara en uno de los stories en los que decidió plasmar algunos de los detalles de la cuidada decoración como su gigantesca fotografía a la entrada o su nombre formado por flores y apetitosos macarons. Entre los invitados se encontraban compañeras de profesión como Isabel Jiménez y Nira Juanco y también Raquel Perera, pareja de Alejandro Sanz, que también compartieron algunas de las mejores imágenes de la noche.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

VER GALERÍA

En la fiesta no faltaron los globos, la música, la comida y, por supuesto, los regalos. Uno de los obsequios más preciados para Sara ha sido una guitarra firmada por el mismísimo Leiva, con la que posa orgullosa ya que se trata de uno de sus cantantes favoritos.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

La sorpresa fue mayúscula para la periodista ya que su cumpleaños fue el 4 de febrero y ya contó con una celebración familiar que compartió feliz en sus redes sociales. El día comenzó con un bizcocho en forma de corazón para soplar las velas. Además, el pastel estaba rodeado de dibujos hechos por sus hijos en los que se podía leer ¡Feliz cumpleaños! y las iniciales de cada miembro de la familia Casillas Carbonero: I, S, M y L. "Despertar así", escribió Sara, que también recibió un gran ramo de flores.

Después de un día de cumpleaños tan especial que la de Toledo remató con una reflexión en sus redes sobre el paso del tiempo en la que agradecía todos los mensajes de cariño recibidos, no es de extrañar que no se esperase una fiesta de tal magnitud. Cabe recordar que Iker y Sara vive en Oporto por lo que buena parte de los asistentes se han tenido que trasladar a la ciudad portuguesa para sorprender a la cumpleañera con una vela que, a buen seguro, tardará en olvidar.