Rosalía

¡A sus pies! La consagración de Rosalía en América tras su actuación en Coachella

En el primer fin de semana del festival rey de las tendencias, el género latino se impone y arrasa ante un público que no paró de bailar reggaeton

by Noemí Fernández

En la resaca del primer fin de semana del Festival de las Artes y la Música Coachella Valley no se habla de otra cosa: el poder del género latino. Ha sido una apertura de festival con fuerte presencia de habla hispana y no solo presencia, ¡la música urbana ha arrasado! Un comienzo de fiesta en el que Rosalía se ha consagrado como artista en la cuna de la cultura hipster y las tendencias, ganándose críticas más que buenas. Por otra parte, el colombiano J. Balvin hacía vibrar a todos los presentes a ritmo de reggeaton nuevo, clásico y, por supuesto llevando al público Con Altura. No han sido los únicos alabados con olas de aplausos, DJ Snake o Mon Laferte también ocupan un lugar privilegiado en la primera jornada del Coachella. Además, las caras más jóvenes arrasaron en sus presentaciones oficiales antes el mundo de la música: BlackPink se consagró en el mercado internacional y Billie Eilish causó sensación a sus 17 años. 

VER GALERÍA

El 12 de abril el Festival Coachella daba el pistoletazo de salida y, con él, la temporada de festivales. Música, arte y tendencias unidos en un solo lugar: Indio, California. Ahí estaba sobre el escenario en el primer día Rosalía. Luciendo un conjunto de cuero rojo se presentó ante el público con humildad y agradeciendo la oportunidad de actuar en un evento de tales características y comenzó su homenaje al flamenco. Con una puesta en escena llena de baile, la catalana interpretó muchas de sus canciones del álbum El Mal Querer y otras como Brillo, atreviéndose incluso, con una versión propia de Te estoy amando locamente de Las Grecas, para terminar con Malamente. Así es como Rosalía ha escrito su nombre en mayúsculas en la vigésima edición del festival.

  VER GALERÍA

Si algo ha quedado claro durante este primer fin de semana del Coachella es que el género latino es la tendencia del momento. El sábado en el desierto de California fue J. Balvin quien hizo que subiera la temperatura a ritmo de reggeaton. El público se rindió ante la actuación del colombiano, algo impensable hace años en un festival de tendencia tan indie como este. El cantante mostró su orgullo por ser latino y declaró que el reggeaton había tardado quince años en hacerse notar en este evento, seguido de un “Si necesitas reggaeton, dale”. Tan fuerte el dio que los asistentes terminaron vibrando hasta con los temas más clásicos del género, hasta dar paso a un de los momentos estelares de esta actuación: Con Altura, en el escenario junto a Rosalía. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

BALVINCHELLA !! REGGAETÓN PARA SIEMPRE !! REGGAETON FOR LIFE💯💯💯💯💯💯💯💯💯📸. @orliarias

Una publicación compartida de J Balvin (@jbalvin) el

 

La actuación de la girlband de K-Pop BlackPink era una de las más esperadas. Las cuatro surcoreanas hicieron su presentación oficial ante los asistentes del Coachella, siendo la primera banda de su género en estar presente en la historia del festival. Con su nuevo tema Kill this love han conseguido hacer de su grupo uno de los más internacionales del mercado musical asiático. Otro de los rostros juveniles más esperados era el de Billie Eilish. Con tan solo 17 años, un estilo musical sin etiquetas y una estética que encaja a la perfección con la naturaleza del Coachella, supo poner su nombre entre los más destacados de la jornada. 

VER GALERÍA

Sin embargo una de las grandes sorpresas la llevó a cabo DJ Snake. El creador de Taki,Taki comenzó su actuación y, sin que nadie lo esperase, invitó a su escenario a Selena Gómez, Cardi B. y Ozuna para entonar el tema entre todos. 

VER GALERÍA

Como fin de fiesta del primer asalta del Coachella, la noche del domingo ha estado marcada por más actuaciones de las más esperadas. Bad Bunny, Zedd, Khalid y la espradísima Ariana Grande son los más populares de la cita. La intérprete de 7 rings o Thank U, next ha estado en el foco de atención durante el fin de semana por las sospechas de que en su actuación reuniera a la banca NSYNC, liderada por Justin Timberlake y que lleva 17 años fuera de la escena muscial. 

Tras todo esto, solo cabe añadir que aún queda por delante un fin de semana más del Festival Coachella, el protagonista indiscutible de los conciertos en Instagram.