carlota-corredera

Carlota Corredera entra en 'GH VIP' para hablar con Kiko y el Maestro Joao

La presentadora realiza una breve entrevista a los nominados, que mañana se enfrentarán a la ceremonia de expulsión

by si Gtresonline

Mañana jueves se vivirá una importante expulsión en GH VIP 7. Aunque el Maestro Joao aparentemente no tenía peso mediático frente a Kiko Jiménez, el extronista de Mujeres y Hombres y Viceversa se ha convertido en el principal antagonista de Guadalix de la Sierra y ha conseguido perder buena parte del apoyo del público, que abuchea su actitud durante los directos del programa y le critica duramente en redes sociales. Además, su acercamiento con Estela Grande tampoco ha ayudado a su imagen pública. Los porcentajes ciegos que se pudieron ver anoche durante el programa Límite 48 horas dan por hecho la expulsión de uno de los dos (77,8% y 16,9%). Carlota Corredera ha querido acercarse a Guadalix de la Sierra para entrevistar a los dos nominados durante el espacio Sálvame Banana, en el que ambos han hecho frente a los motivos que podrían llevarles a la expulsión.

VER GALERÍA

"Tengo miedo, Carlota. Después de ayer he estado muy mal, sobre todo porque no soy una persona que le guste hacer daño y yo he hecho daño. Mi vida se basa en ayudar a la gente y he hecho daño a quien yo quiero. Quería irme de aquí, pero he estado pensando y no quiero huir de los problemas y si la gente quiere que me quede lo haré. Voy a ser agradecido con la gente que me vote pero me siento mal por mi familia que me estará viendo mal, pero estoy bien", empezaba diciendo el Maestro Joao a la presentadora.

"Cuando vi a Pol vi su cara y vi dolor. Es un niño muy bueno. Me miró de lado y vi dolor en sus ojos y pensé, ¡Dios mío! ¿Qué ha pasado?¿Qué ocurre? Soy consciente de lo que ha pasado pero me gustaría que la gente de aquí supiera que no todo el rato eres consciente de lo que dices. Las cámaras al final se acaban convirtiendo en parte del paisaje y cuchicheas y no piensas que se vaya a escuchar nada. Pero se vio todo", añadía el concursante justificando entre lágrimas su actitud. "La gente que no se cree nuestra relación es por nuestra diferencia de edad o estética y es muy triste. El que es cuestionado es él, por eso me hizo tanto daño hacerle daño. A él le han ofrecido ir a muchos programas y no lo ha hecho ¿qué más se puede decir? Él me admira mucho", concluía diciendo el vidente, que parece haber empezado un proceso de reconciliación con el nuevo concursante de la casa.

- Leer más: La entrada de Pol Badía desestabiliza a Adara y al Maestro Joao

VER GALERÍA

Kiko, por su parte, se mostró mucho más sereno que su compañero, aunque también bastante más pesimista. El jienense considera que ha perdido el apoyo del público por factores externos a su concurso, algo que le duele y le apena. "Siento que esta podría ser mi última noche. No tengo miedo a lo que me pueda encontrar fuera, me da pena. Creo que puedo aportar muchísimo más a este concurso y que hay otros que se están manteniendo en un segundo plano y eso al final es a lo que te expones. Creo que si me voy se van a basar más en lo de fuera que en lo de dentro, si se valorase lo del concurso me quedaría", alegaba el joven de 27 años. "Creo que vengo con una carga del exterior que me perjudica. Al final me enfrento con una persona que es Joao que es mucho más amable y agradable. Este verano se ha especulado mucho sobre mi persona, sobre mi relación con Sofía y con Gloria… Todo el mundo ha opinado al respecto sin prácticamente conocerme", explicaba.

"El mensaje de mi madre del domingo no me lo esperaba. En sus palabras me faltaba contenido y palabras de ánimo. Su tono me descuadró y que no hablase de Sofía me hizo pensar que probablemente no esté fuera cuando salga. Igual no está pasando nada, pero es mi segundo concurso y vengo un poco condicionado", decía recordando su paso por Supervivientes. "Ayer en la curva de la vida puse puntos suspensivos porque no sé lo que va a pasar. Si me quedo seguiré luchando y si me voy me enfrentaré a la realidad. Solo espero que cuando salga me encuentre todo más o menos como lo dejé".

- Leer más: La desconcertante declaración de amor de Kiko Jiménez a Sofía Suescun durante la 'curva de la vida'

El extronista, además, se sinceró con la presentadora sobre sus alianzas dentro de Guadalix, donde inevitablemente hizo alusión a su relación con Estela. "Si me quedase nunca nominaría a Estela, me hace la convivencia más fácil. Aquí vivimos una realidad muy diferente y sentimos mucho vacío. Hablamos mucho de nuestras parejas y nos evadimos. Me transmite mucha tranquilidad. Tampoco a Antonio David o a Gianmarco. Quizás a El Cejas, pero no estoy seguro", decía. "Mila tiene mucho temperamento. Es muy buena gente, pero es difícil de llevar. Está acostumbrada a que todo el mundo le baile el agua pero en cuanto le rebates algo se enfurece. Los dos somos iguales, tenemos mucho carácter y chocamos", añadía refiriéndose a su mayor rival dentro del reality.