Catherine Zeta JOnes y Michael Douglas

Catherine Zeta-Jones comparte el secreto de su longevo matrimonio con Michael Douglas

La actriz ha explicado qué relación hay entre ellos 20 años después de darse el 'sí, quiero'

por hola.com

Se casaron en noviembre de 2000 y uno de los temas más comentados entonces era su edad. Catherine Zeta-Jones tenía 31 años cuando le dijo "sí, quiero" a Michael Douglas, de 56, y esos veinticinco años de diferencia no han sido en absoluto un impedimento para la pareja, que dos décadas después sigue tan enamorada como el primer día. Ahora tienen 51 y 76 años, y son padres de dos preciosos hijos que son igualitos a ellos: Carys Zeta y Dylan Michael, de 17 y 20 respectivamente. Por supuesto, en un mundo en el que los divorcios están a la orden del día, uno de los temas que más intrigan al público es cuál es el secreto de su relación. 

Catherine Zeta-Jones sufre un accidente doméstico

VER GALERÍA

En una entrevista con el medio estadounidense WSJ, Catherine Zeta-Jones ha explicado que tras veinte años de matrimonio por supuesto hay altibajos, como en cualquier relación. Sin embargo, el secreto para que su matrimonio siga funcionando es bien sencillo: "Lo primero de todo es que nos lo seguimos pasando muy bien juntos". No solo eso: "Nuestra constante es amarnos y respetarnos. Nunca hemos perdido nuestro sentido del humor y todavía disfrutamos mucho de la compañía que nos hacemos el uno al otro", ha compartido la protagonista de Chicago, que además está feliz por haber podido pasar tanto tiempo con su familia durante el año de la pandemia. "Mi marido y yo pasamos tanto tiempo juntos porque, a diferencia de la mayoría de las parejas, nunca hemos tenido un trabajo constante con horario de nueve de la mañana a cinco de la tarde. Por ejemplo, yo, o estoy trabajando 16 horas al día, o no trabajo nada. Y él igual", ha contado.

Michael Douglas, Catherine Zeta Jones y el éxito del verdadero amor después de dos décadas

"Durante el confinamiento, he disfrutado de tener a mi marido y mis hijos en la mesa para el desayuno, la comida y la cena", ha compartido también, sincerándose sobre el lado positivo de un año de lo más complicado. Por suerte, la familia se encuentra bien y, aunque perdieron a Kirk Douglas a los 103 años de edad en febrero del pasado año, han podido pasar más tiempo juntos que nunca. Además, han continuado su trabajo, y la vida pública en la medida de lo posible porque les vimos formando parte de la última y peculiar gala de los Globos de Oro el pasado 28 de febrero. Por tercera vez en su carrera, Catherine Zeta-Jones presentó un galardón durante la ceremonia, y esta vez lo hizo acompañada de su marido. 

La emocionada despedida de Catherine Zeta-Jones a su querido suegro, Kirk Douglas

VER GALERÍA

El pasado mes de agosto, Michael y Catherine pasaron sus vacaciones de verano en España, en la finca que el actor tiene en Mallorca. Fueron vistos en yate por las aguas cristalinas del paraíso mediterráneo y acompañados por sus hijos. La casa, que era propiedad del archiduque Luis Salvador de Austria, tiene 77 hectáreas de terreno y más de 1.000 metros construidos. La compró el intérprete de El método Kominsky cuando estaba casado con su primera mujer, Diandra, y, tras su divorcio, tenían un acuerdo para usarla por temporadas. Sin embargo, hace unos años decidió comprarle su parte a su exesposa y ahora no solo disfrutan allí de largas temporadas, sino que también la alquilan como escenario de rodajes: por ejemplo, ha formado parte de las localizaciones de la serie de Netflix White Lines.

Loading the player...

El increíble parecido de Catherine Zeta-Jones con su hija Carys que ha confundido a sus fans

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie