ayako3-gtres

Ayako de Takamado y su marido, Kei Moriya, esperan su primer hijo

Cuando todavía no se ha cumplido un año desde su boda, la hija del primo de Naruhito ha anunciado su embarazo

by hola.com

Por fin llegan buenas noticias a la Casa Imperial de Japón. Después de que hace unos días trascendiera el problema de salud que afecta a la emperatriz Michiko y que le llevará a pasar por el quirófano para tratarse del cáncer de mama que le han detectado en el seno izquierdo, ahora toca sonreír en el país del sol naciente. La encargada de llevar de nuevo la alegría a la familia imperial ha sido Ayako de Takamado, quien está embarazada de su primer hijo, fruto de su matrimonio con Kei Moriya, con el que se casó hace apenas 10 meses.

VER GALERÍA

De acuerdo con Fuji News Network de Japón, la pareja espera la llegada de su bebé para este mismo año, por lo que la joven se encontraría ya en un avanzado estado de gestación. Al igual que su madre, este nuevo miembro de la familia tampoco tendrá el título de príncipe o princesa, dado que Ayako renunció a él al casarse con un hombre que no tenía sangre real. Y es que la Casa Imperial nipona establece que las mujeres nacidas como princesas pierden su estatus de alteza y sus funciones de representación y pasan a convertirse en ciudadanas normales y corrientes si deciden dar el 'sí, quiero' a alguien que no pertenece a la realeza. 

A su primer hijo, eso sí, no le faltará de nada, ya que Ayako recibió casi 900.000 euros a modo de indemnización. La joven, tercera hija de la familia imperial Takamado, es hija de Norihito, primo del emperador Akihito. Su madre, Hisako, la princesa Takamado, es muy conocida por participar en actos públicos, culturales y deportivos como la candidatura para los Juegos Olímpicos de 2020. En la actualidad tiene 28 años y está graduada por la Universidad Internacional de Josai, donde trabaja como investigadora. 

VER GALERÍA

La pareja no ha esperado mucho para cumplir sus deseos de ampliar la familia. El propio Kei Moriya ya anunció tras la boda que la intención del recién estrenado matrimonio era "formar una cálida familia llena de sonrisas", a lo que su esposa añadió: "Queremos esforzarnos para convertirnos en una pareja como mi madre y mi padre". Cabe recordar que el progenitor de Ayako falleció en el año 2002 como consecuencia de un ataque cardíaco.

Los emperadores de Japón se vuelcan con la última boda imperial de la era Heisei