Felipe VI

El Rey agradece la lucha de los militares contra el COVID-19 en un Día de las Fuerzas Armadas atípico

Estaba previsto que el acto se celebrase este año en Huesca, pero la crisis sanitaria ha cambiado los planes

by Lucía Fernández

Es el Día de las Fuerzas Armadas más anómalo de los últimos tiempos. La situación sanitaria ha impedido los desfiles, los homenajes multitudinarios o las actividades que iba a acoger la ciudad de Huesca para acercar la labor de los militares a los ciudadanos. La celebración, que se caracteriza por ser itinerante, no ha salido este año a la calle ni ha contado con la presencia de doña Letizia, pero el mensaje del Rey, acompañado de la ministra de Defensa, Margarita Robles, sí ha llegado a los efectivos de las Fuerzas Armadas a través de una videoconferencia. Don Felipe ha conversado con los militares españoles en el exterior, de las operaciones permanentes en el país y con los que han participado en la operación Balmis de lucha contra el coronavirus.

La Guardia Real, al servicio de la lucha contra el virus 

Loading the player...


VER GALERÍA

PULSA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DEL DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS

El Monarca llegaba al Mando de Operaciones, de la base madrileña de Retamares, ataviado con el uniforme militar y  con una mascarilla que se colocó nada más entrar en el recinto. Tras mantener un minuto de silencio por todos aquellos agentes caídos en combate y por los fallecidos a causa del COVID-19, ha escuchado las intervenciones de los diferentes mandos militares para después agradecer su trabajo y dedicación. Los efectivos responsables de la Operación Balmis, en la que están trabajando, codo con codo, efectivos del Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire, Unidad Militar de Emergencias y Guardia Real, han relatado buena parte de sus actividades contra el coranavirus como la desinfección y descontaminación de residencias de mayores y el traslado de fallecidos en Madrid. El Rey ha agradecido muy especialmente su labor y ha destacado que esta situación "pone de manfiesto muy claramente la importancia de tener esas capacidades para poderlas emplear en el momento en que sea necesario". 

El Rey manda un mensaje de felicitación a los servicios de emergencias

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Tras las intervenciones de los mandos de las diferentes misiones, Felipe VI se ha quitado la mascarilla para pronunciar un discurso en el que ha tenido un sentido recuerdo para todas las familias que han perdido a un ser querido por culpa de la pandemia y ha destacado "el esfuerzo y sacrificio de toda la sociedad española", que ha llevado a la mejora de la situación, aunque ha insistido en que "no debemos bajar la guardia". A pesar de que las circunstancias han obligado a suspender los actos en honor de las Fuerzas Armadas, el Rey no ha querido faltar a "una cita que siempre es muy querida y anhelada" y así tomar buena nota de las novedades sobre sus actividades. "Desde el principio de esta crisis, los hombres y mujeres de los Ejércitos demostrasteis una vez más vuestra capacidad, preparación y disponibilidad", ha recordado tras repasar sus principales acciones combatiendo en primera línea los efectos del virus, un compromiso, ha afirmado don Felipe,"que habéis ejercido con profesionalidad y eficicia; respeto y humanidad".

El Rey rompe el protocolo para preguntar por la familia de un militar

A pesar de la solemnidad de este tipo de actos castrenses, aún cuando se realizan a distancia, el Rey rompía por unos momentos la institucionalidad del momento para preocuparse por la familia de uno de sus interlocutores. El contralmirante Ignacio Villanueva daba cuenta de su actividad al cargo de la misión europea Atalanta en aguas de Somalia cuando Felipe VI le pedía "perdón por descolocarle" y le preguntaba por su familia que se encuentra en Estados Unidos, uno de los países donde en estos momentos está golpeando más fuerte la pandemia. Tras confirmarle que todos están perfectamente, confinados en sus domicilios, el jefe del Estado ha explicado que su hijo es un jugador de fútbol de la liga americana, "muy bueno, por cierto", ha puntualizado.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

VER GALERÍA

L​a celebración del Día de las Fuerzas Armadas se remonta al año 1978, cuando se estableció la conmemoración anual de una fiesta de carácter nacional que homenajeara a los ejércitos y la Armada y fomentara el conocimiento y su integración en la sociedad. Así, en los últimos años los actos centrales de esta festividad se han desarrollado en diferentes puntos del mapa como Madrid, Sevilla, Guadalajar o Logroño. El año pasado tuvo lugar en Sevilla, tan solo un día antes de la retirada definitiva de don Juan Carlos de la vida pública. 

Una agenda marcada por el teletrabajo

Desde que el pasado mes de marzo se decretara el estado de alarma, la agenda oficial de los Reyes se ha visto modificada. Ambos han reducido sus actos oficiales presenciales y se han decantado en la mayor parte de los casos por el teletrabajo, haciendo de esta manera reuniones con diferentes colectivos para interesarse por su situación y conocer de primera mano sus necesidades y aportaciones para hacer frente a esta crisis sanitaria. En este tiempo la princesa Leonor y la infanta Sofía también han mostrado su solidaridad y apoyo ante la pandemia global. Hace poco más de un mes enviaban un mensaje de agradecimiento a "todas las personas que están ayudando y cuidando a los demás de tantas maneras". Además, esta misma semana se sumaban a sus padres en el minuto de silencio por las más de 27.000 víctimas del coronavirus, un acto que se enmarca en el luto oficial de diez días decretado por el Gobierno, el más largo de la democracia.