reyes-aeropuerto

Queso, cultura prehistórica y un cálido gesto, el viaje de don Felipe y doña Letizia a Menorca

Los Reyes han recorrido la misma fabrica de quesos en la que estuvieron hace quince años cuando doña Letizia estaba embarazada de la princesa Leonor

by S. Acosta

¡Muy esperada! Así ha sido la llegada de don Felipe y doña Letizia a la isla de Menorca este jueves y es que durante los años que la Familia Real lleva veraneando en las Islas Baleares el protagonismo se lo había llevado siempre Palma de Mallorca. Sin embargo, este verano es atípico para todos y también para los Reyes que, tras la crisis sanitaria, prescindieron de las tradiciones que marcaban su estancia en el archipiélago para continuar con ese recorrido que les ha llevado a estar en contacto con todos los sectores económicos, productivos y sociales de nuestro país y, en este caso, el queso de Mahón bien merece una visita.

Loading the player...

 

VER GALERÍA

Tras ser recibidos por el Alcalde de Mahón en un aeropuerto que ha visto reducido su tráfico áereo un 67% por el coronavirus, los Reyes -vestidos de forma muy veraniega, él con su relajada guayabera azul y ella con un vestido blanco- se trasladaron a las instalaciones de la Cooperativa Insular Ganadera (Coinga), en Alaior, la mayor productora de queso de Mahón, característico por su forma cuadrada y elaborado con leche de vaca cuajada a baja temperatura.

Don Felipe y doña Letizia, acompañados de nuevo por la Presidenta del Govern, Francina Armengol, y por el Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, marcando con su presencia que se trata de una visita institucional, fueron recibidos a las puertas de la fábrica con banderas y una pancarta con el mensaje "España os quiere". Ante el cálido recibimiento Felipe VI se llevó la mano al corazón en varias ocasiones como señal de agradecimiento y cercanía.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

También esperada ha sido la llegada de los Reyes porque trae a la memoria el viaje que realizaron siendo Príncipes de Asturias en mayo de 2005. Entonces esperaban la llegada de la princesa Leonor y la ilusión por su visita, más con doña Letizia embarazada, desbordó todas las previsiones. Hace quince años la Reina no pudo realizar todo el recorrido por las instalaciones ya que sufría las náuseas propias de las embarazadas y esto provocó que se saltara algunos actos programados de un viaje que en días sucesivos también les llevaría a Ibiza y Formentera.

Con la visita de este jueves los Reyes han vuelto a dar visibilidad a un producto que tiene Denominación de Origen desde 1985 y cuya historia se remonta años atrás, ya que los archivos de la corona de Aragón reflejan su importancia en los siglos XV y XVI. Es más, griegos y cartagineses ya apreciaban los quesos elaborados en Menorca en sus primeros escritos. El jefe del Estado y su mujer han recorrido las distintas zonas de producción: las salas de amasado, cuajado, oreo, secado y empaquetado. Además, han conocido una nueva variedad  de queso llamada "Isla del rey". 

VER GALERÍA

Tras su encuentro con los representantes del consejo regulador que vela por la calidad de este producto y despedirse de los trabajadores que les brindaron un aplauso en las escaleras de la fábrica, don Felipe y doña Letizia han puesto rumbo a una cita con más historia todavía. Los Reyes han recorrido 30 kilómetros para seguir en el interior de la isla y visitar en Ciutadella la Naveta d'es Tudons, el monumento más visitado de Menorca, una construcción funeraria de la prehistoria menorquina usada entre los años 1200 y 750 a. C.

Don Felipe y doña Letizia han sido recibidos a su llegada a este imponente monumento por las autoridades locales y también por Francesc Isbert, que fue una de las personas condecoradas con la Cruz de plata de la Orden del Mérito Civil con motivo del V Aniversario de la Proclamación de Felipe VI el 19 de junio de 2019. Una mención que recogió como miembro y representante de la Asociación de Amigos del Museo de Menorca. Es decir, el jefe del Estado conoce a fondo el trabajo que están realizando en la isla para preservar y dar a conocer sus tesoros.  Con su presencia los Reyes brindan su apoyo a la candidatura de Menorca Talayótica una iniciativa para que un conjunto de yacimientos prehistóricos de Menorca sean declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Con un paseo por Ciutadella, famosa por su casco antiguo y sus calles medievales, y un almuerzo con las autoridades, los Reyes cierran la agenda de esta semana y será el próximo lunes por la tarde cuando se desplacen a la isla de Ibiza, también sin la princesa Leonor y la infanta Sofía, para visitar allí la necrópolis mejor conservada del Mediterráneo, Puig des Molins, y recorrer la localidad marítima de Sant Antoni de Portmany, una de las zonas más turísticas de la isla.

VER GALERÍA

Será el próximo 18 de agosto cuando la familia regrese a Madrid, directamente al Palacio de la Zarzuela, y sin poner rumbo a esas vacaciones privadas que hacían cada verano. La Familia Real ha prescindido también, por motivos sanitarios, del tradicional posado y de la recepción con las autoridades y distintas personalidades de la isla en el Palacio de La Almudaina. En cambio, su agenda, destinada a reactivar la actividad después del parón provocado por la COVID-19 está dejando algunas imágenes y anécdotas inusuales, como la visita de Leonor y Sofía al barrio de Son Roca, momento en el que se pudo ver a la Heredera dando un paso más en su camino para seguir algún día los pasos de su padre.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie