titulos-windsor

En noviembre cumplirá 18 años y podrá elegir si quiere ser princesa o no

El de Lady Louise y otros debates silenciosos en la Casa Windsor

Sobre la mesa están las cuestiones de qué va a suceder con los títulos del príncipe Eduardo, de la duquesa de Cornualles o de los hijos de Meghan y Harry

por Sira Acosta

En los últimos tiempos siempre que ha arreciado temporal en la Casa Windsor ha sido en la dirección de los duques de Sussex, sin embargo, de forma simultánea, pero silenciosa, parece que todos toman posiciones ante una nueva era. El debate de los títulos últimamente toma cada vez más intensidad y es que, inevitablemente, los roles institucionales se redistribuirán cuando el príncipe Carlos se siente en el trono. Si el fallecimiento del duque de Edimburgo hizo preguntarse quién iba a ostentar su título en el futuro, ahora, con el 18º cumpleaños de Lady Louise a la vuelta de la esquina, vuelve la incógnita. ¿Tendrá la Familia Real británica una nueva princesa?

En las últimas décadas los hijos de la reina de Inglaterra y el duque de Edimburgo han adoptado posiciones muy distintas con respecto a su descendencia. Si la princesa real Ana no quiso que sus hijos (Peter y Zara) tuvieran un título real, su hermano, el príncipe Andrés, en cambio reclamó para Beatriz y Eugenia el título de princesa desde el momento de su nacimiento. Esto es posible debido a un protocolo que estableció el rey Jorge V que dicta que los hijos y nietos del soberano británico tienen derecho automático al tratamiento de Alteza Real y al título de príncipe y princesa. Por esa norma, el próximo 8 de noviembre, Lady Louise podrá decidir si quiere ser la nueva princesa británica o no, ya que sus padres, los condes de Wessex no reclamaron el título tras su nacimiento para que pudiera ser ella la que tomara la decisión libremente al alcanzar la mayoría de edad.

El reto del príncipe Eduardo

El padre de Lady Louise, el príncipe Eduardo, tiene su propio frente abierto con respecto a los títulos. Cuando se casó con Sophie Rhys-Jones, en 1999, un comunicado de Buckingham explicó que serían nombrados condes de Wessex, además de señalar que, en el futuro, también les correspondería el ducado de Edimburgo. Entonces parecía que todo estaba atado y bien atado, pero, tras el fallecimiento del príncipe Felipe, sus títulos y ducados quedaron en manos del príncipe de Gales, que será quien decida, una vez convertido en jefe del Estado y jefe de la Casa Real, el legar o no el ducado de Edimburgo a su hermano pequeño. Clarence House, oficina del príncipe de Gales, advierte que no se ha tomado ninguna decisión al respecto, mientras que el conde de Wessex mantiene la esperanza y se muestra abierto para asumir ese reto. Mientras, su mujer, la condesa de Wessex, deslizó en declaraciones a Daily Telegraph que ese y no otro era el deseo del fallecido duque de Edimburgo.

VER GALERÍA

La polémica con los hijos de Harry y Meghan

Fue precisamente ese protocolo de 1917 el que generó otra polémica en torno a los Sussex y es que muchos se anticiparon señalando que cuando Carlos de Inglaterra acceda al trono sus nietos tendrán este derecho de forma automática. Los Cambridge ya lo tienen por ser hijos del príncipe Guillermo, futuro príncipe de Gales, sin embargo, casi de rebote, les llegaría a los hijos de los Meghan y Harry. Un asunto que no genera poco conflicto en un momento en el que todavía se está despojando de los títulos reales y militares que acumuló el príncipe Harry a lo largo de su vida al servicio de la Corona.

Sobre qué ocurrirá con los títulos de Archie Harrison y Lilibet Diana nada se ha dicho de forma oficial, sin embargo, se advierte que tendría que ser la reina Isabel la que cambiara ese protocolo para que no llegaran a sus manos. Por otro lado, desde hace años el príncipe Carlos ha apostado por una monarquía reducida, al hilo de lo que ha sucedido en prácticamente todas las casas reales europeas.

¿Y qué pasara con Camilla?

Y sí hay un tema que promete sacudirlo todo ese es el del título que tendrá Camilla cuando el príncipe Carlos sea rey. Hay que recordar que Diana se murió siendo princesa de Gales, un título que nadie se atrevió a toca. En un principio por ser la madre de los hijos del Heredero y después porque las circunstancias de su muerte afectaron a la popularidad de la Familia Real. Diana de Gales se convirtió en un icono y los iconos no se tocan. 

Así que cuando Carlos se casó con la impopular Camilla, ocho años después de la muerte de Diana, la institución corrió a matizar que ella sería duquesa de Cornualles, suavizando así su conversión en Alteza Real, pero el tiempo pasa y a estas alturas su imagen ha cambiado. La duquesa de Cornualles ha trabajado al servicio de la Corona desde el año 2005 y se ha ganado el apoyo de los británicos. Ahora la pregunta es si se optara por el título de "princesa consorte", más moderado y el que se avanzó en el momento de sus nupcias con Carlos, o ya están dispuestos a dar un paso más y que Camilla sea la próxima "reina consorte" del Reino Unido.

Haz click para ver el tráiler de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie