Melyssa Pinto

De querer abandonar a ser finalista, la evolución de Melyssa en 'Supervivientes'

Se ha convertido en una de las preferidas de una edición marcada por los altibajos con Tom Brusse y su amistad con Olga Moreno

por Noemí Fernández

Melyssa Pinto se ha convertido en una de las cinco finalistas de Supervivientes 2021 junto a Olga Moreno, Tom Brusse, Lola y Gianmarco Onestini. Fue precisamente otra televisiva isla la que hizo que su popularidad se disparase, La isla de las tentaciones, donde protagonizó una de las rupturas más sonadas del programa con Tom, a quien había conocido gracias a Mujeres y hombres y viceversa y con el que ha tenido que convivir durante cien días en Honduras. Ahora y tras casi tres meses en Supervivientes, Melyssa es una de las grandes favoritas de la edición y ganar es su máxima aspiración, aunque no siempre fue así y hubo momentos en los que llegó a pedir su propia expulsión del concurso. Nuevas amistades, pruebas de superación, problemas de salud, más de una discusión y un importante cambio físico han marcado el paso de la influencer por el reality en el que podría convertirse en ganadora.

Melyssa explica lo que hubiera pasado con Tom si hubieran estado tanto tiempo como en Honduras

VER GALERÍA

La joven comenzó el concurso con muchas ganas, librándose del Barco encallado y convirtiéndose en líder de grupo. Una etapa inicial marcada por sus intensas y frecuentes discusiones con Marta López, que se convertiría en la segunda expulsada de Supervivientes 2021. Pero el hambre y la dureza de las condiciones de vida en Honduras no tardaron en hacer mella en la concursante, que pidió su propia expulsión a la audiencia la primera vez que estuvo nominada. Algo que le valió la regañina de Lara Álvarez puesto que ese tipo de alegatos van contra las normas del programa. Pero Melyssa no tardó en remontar sacando fuerzas gracias al apoyo de sus seguidores, que la salvaron de la nominación.

Melyssa y Tom, un vaivén de emociones en 'Supervivientes'

El reencuentro comenzó con intención de ser simplemente cordial pero, teniendo en cuenta el tortuoso desenlace que habían vivido Tom y Melyssa, la idea de que ambos convivieran en la isla se presentó como uno de los grandes frentes abiertos del programa. Tras muchas idas y venidas, así como fuertes peleas con sus posteriores reconciliaciones, la última de ellas esta misma semana cuando Tom le confesó a Melyssa lo importante que es para él, la expareja ha conseguido entablar una amistad.

VER GALERÍA

Entre los grandes momentos de la edición se encuentra la visita de Sandra Pica que fue con la intención de cortar su relación con Tom. Decisión que la propia Melyssa tuvo que comunicar al empresario en el mismo día de su cumpleaños y justo un año después de que él la dejase por ella, algo que no sentó nada bien a la ‘superviviente’. Fue entonces cuando Sandra Pica se quedó unos días con los concursantes en Honduras en los que, al parecer, transmitió más información del exterior de la que debía. Pocos días después, la nueva exnovia de Tom volvió a España, no sin antes tener una fortísima bronca con Melyssa en la que la concursante estalló y confesó que Brusse le había pedido retomar la relación antes de entrar en Supervivientes.

El complicado papel de Melyssa como intermediaria en la ruptura de Tom y Sandra

VER GALERÍA

Finalmente, entre ellos han ido aflorando poco a poco las semillas de una amistad y Melyssa y Tom han protagonizado momentos llenos de ternura a lo largo de la edición. Entre ellos cuando la influencer consoló a su exnovio en el Día de la Madre o cuando le socorrió después de que el empresario hubiera inhalado demasiado humo al intentar hacer fuego. Una relación que también mejoró notablemente gracias a la visita de Nela, la madre de Melyssa, que infundió fuerzas a la superviviente y dejó en evidencia el cariño que aún siente por el que fuera pareja de su hija.

- Tom Brusse llora al reencontrarse con la madre de Melyssa Pinto en 'Supervivientes'

Melyssa y sus grandes apoyos: de Olga Moreno a Omar Sánchez

A excepción de con Marta López y con Tom, Melyssa no ha tenido grandes discusiones en Supervivientes y durante la última etapa del concurso creó una fuerte alianza con Lara Sajén y Olga Moreno, que no se ha destruido a pesar de que la mujer de Antonio David Flores le robase la crema de cacao. Más allá de esta amistad a tres, entre sus grandes apoyos ha destacado Antonio Canales, el primer expulsado y por quien la concursante decía sentir una gran debilidad porque le recuerda a su abuelo.

Además de con el bailaor, Melyssa ha compartido buenos momentos con Carlos Alba, de quien llegó a dudar de si se acercaba a ella por interés; con Lola, con quien ha puesto en común muchas ideas tras la unificación de los concursantes; con Gianmarco, con el que ha compartido confidencias y buenos momentos desde el inicio del programa ; o con Omar Sánchez, sobre quien aseguró que jamás le nominaría. La relación con este último se debilitó después de que el prometido de Anabel Pantoja comunicase a la organización que conocía el contenido de los famosos pergaminos que acompañaban a los amuletos y que poseían Melyssa, Olga y Lara Sajén.

Decepción y 'asco' entre los 'supervivientes' por el robo de comida entre compañeros

Recordamos los mejores momentos de Melyssa en 'Supervivientes'

Melyssa Pinto no ha sido la superviviente que más ha pescado, ni la que más ha destacado por ser resolutiva. A pesar de ello y a excepción de Marta López, que dijo sobre ella que era "una palmera", ningún otro concursante se ha quejado en firme sobre la actitud de Melyssa. Precisamente pescando o consiguiendo alimentos, la exparticipante de La isla de las tentaciones ha protagonizado algunos de los momentos más cómicos de la edición, como cuando creyó que un pulpo le había picado o cuando encontró una serpiente mientras cogía almendras. Sin embargo, no todo han sido risas a su paso por Supervivientes y la influencer temió por su continuidad en el reality cuando tuvo que ser separada del grupo para recibir atención médica a causa de un problema estomacal del que, finalmente, se recuperó.

VER GALERÍA

Pero si hubo un momento aplaudido por la audiencia de Supervivientes, ese sin duda fue cuando Melyssa abrió su corazón para relatar cómo durante su adolescencia había sufrido trastornos alimenticios. Lo hizo en la prueba de El puente de las emociones con el único fin de concienciar a los jóvenes que vean el programa sobre la gravedad del asunto. Aunque esta no ha sido en la única prueba en la que la superviviente ha destacado y, pese a que se le resiste La noria infernal, Melyssa ha demostrado ser imbatible en las pruebas de equilibrio.

Además, recientemente también protagonizó uno de los momentos más comentados del programa cuando decidió cortarse su larga y preciada melena a cambio de una recompensa. Un cambio físico que se une a la evidente pérdida de peso que, tanto ella como el resto de finalistas, han experimentado como consecuencia del hambre y las difíciles condiciones de vida en Honduras.

Melyssa, Tom, Olga, Gianmarco y Lola se convierten en los finalistas de 'Supervivientes 2021'

De la bajada de tensión de Lola al ataque de ansiedad de Melyssa: los 'supervivientes', al límite

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie